The Good Wife

Siendo una oficina compuesta casi al 100% de abogadas, recomendamos una serie que ha pasado a ser un clásico contemporáneo dentro de nuestras preferencias por tener un trama demasiado interesante, intriga y suspenso en cada episodio y varios roles femeninos de lujo que en combinación con todo lo bueno que tiene esta serie, ha obtenido más de 200 nominaciones y se ha ganado más de 30 premios incluyendo los BAFTA, Globos de Oro y Emmys entre sus 7 temporadas desde el 2009 hasta el 2016.

“The Good Wife” empieza donde los escándalos sexuales generalmente terminan: un político errante que se lamenta en una conferencia de prensa mientras su esposa conmocionada se queda paralizada a su lado.

Julianna Margulies interpreta a Alicia Florrick, una mujer de buen aspecto de traje y perlas, cuya vida explota cuando su esposo queda atrapado en una posición de compromiso sexual y ético. Su esposo es Peter Florrick (Chris Noth), un abogado del Estado de Illinois que está acusado de malversación de fondos públicos.

En una nota interesante, la serie fue inspirada en los escándalos en la vida real de los políticos norteamericanos Eliot Spitzer (ex gobernador de Nueva York) y John Edwards (ex senador y ex candidato vicepresidencial) y obviamente el escándalo mayor que fue el de Bill Clinton y Mónica Lewinsky.

Lo que sucede después de la primera escena es pura televisión de la buena. Catalogada como un “Courthouse drama” o un drama de litigio vigente que se pasea divinamente entre todas las áreas de especialización del derecho moderno (corporativo, lavado de dinero, penal, propiedad intelectual, entre otros…), definitivamente es una serie que no se deja ver un episodio a la vez. Ya están advertidos.

Disponible en Netflix hasta la temporada número 6 de 7.

Por: Ofar abogados.