No son abogados, pero trabajan en oficinas de abogados

Tendencias internacionales del mercado: El oficio de abogado no está exento de cambios y de modificaciones según tendencias del mercado. La creciente especialización que se necesita para el asesoramiento legal ha incorporado nuevos profesionales dentro del ámbito de una oficina de abogados. Informáticos, economistas, químicos, auditores e ingenieros se han ido integrando en el día a día de las oficinas de abogados.

De acuerdo con las necesidades que puedan satisfacer, podemos ver que hay dos tipos de trabajadores que no son abogados. Los primeros son aquellos que hacen una función técnica y que ayudan a perfeccionar la prestación de servicios jurídicos en áreas muy especializadas y complejas.

El segundo tipo de profesional son profesionales de los departamentos de soporte. Ellos se encargan de mejorar la gestión de la oficina de abogados con la ejecución y desarrollo de soluciones que hagan el día a día más sencillo, ágil y provechoso.

Según Silvia Pérez-Navarro, socia directora de Iterlegis una firma de headhunting española, “”estos perfiles aportan un gran valor añadido para el cliente, complementando el trabajo en las oficinas de abogados”. Tambien se puede mencionar que los profesionales que apoyan los abogados le dan una visión más amplia del negocio.

Hasta el momento, los profesionales con una carrera diferente han sido los economistas, reclutados para complementar las áreas de competencia o fiscal. Los ingenieros, químicos, biólogos o farmacéuticos también han sido perfiles muy requeridos en las firmas legales, en particular en aquellas especializadas en patentes.

Estos nuevos profesionales, además de hacer un esfuerzo para integrarse a un área legal, deben encajar con otras cualidades. Deben tener interés por el sector legal, capacidad analítica y de juicio conjuntamente con una disposición para trabajar en equipo. Con la inclusión de estos nuevos profesionales en las oficinas de abogados, los abogados se convierten en el cliente interno.

Por: Ofar abogados.