Día Internacional de la Niña 2018: “Con ellas: una generación de niñas preparadas”

En la próxima década, 600 millones de mujeres que hoy son niñas adolescentes, entrarán en el mercado laboral y según la proyección de la Organización de Naciones Unidas, más del 90 por ciento de los jóvenes que viven en países en desarrollo trabajarán con sueldos bajos o sin cobrar, donde el abuso y la explotación laboral son muy comunes.

Es así como el organismo mundial, bajo el lema “Con ellas: una generación de niñas preparadas”, enfoca la atención de la conmemoración del Día Internacional de la Niña en hacer un llamado a la comunidad mundial para reflexionar sobre cómo podemos preparar a las jóvenes del planeta hacia su entrada en el mundo laboral marcado por la innovación y la automatización; y para buscar los mecanismos hacia la defensa de sus derechos, la solución de sus necesidades y la creación de mayores oportunidades.

Los roles de la niña actual en nuestra sociedad, y con mayor importancia en países en vías de desarrollo, hacen que su progreso esté directamente relacionado con el de sus comunidades y de sus países. Lamentablemente, la mayoría de las niñas se encuentran en desventaja: sufren discriminación de género, no tienen acceso a la educación; son obligadas a contraer matrimonio; quedan embarazadas a temprana edad; y son víctimas de prácticas inhumanas como la ablación.

Es el caso de República Dominicana, uno de los factores más influyentes en alejar a las menores de hoy a su realización profesional es el embarazo adolescente. Según un informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Unicef y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), la República Dominicana es el quinto país de América Latina y el Caribe (y el primero en el Caribe) con la mayor tasa de embarazo en la adolescencia: 100,6 nacimientos por cada  1.000 jóvenes entre 15 y 19 años mientras que la tasa mundial es de 46 nacimientos por cada 1.000 jóvenes.

Debido a este fenómeno, la deserción escolar llega a un 44% y un 73% de las adolescentes embarazadas completan sus estudios solo hasta Octavo grado.

Otro de los retos como país para empoderar a nuestras niñas y ofrecerles un mejor futuro es eliminar el matrimonio infantil. Del 2012 al 2017 se registraron 1.717 matrimonios infantiles en el país; en el 98 por ciento de los casos la pareja femenina era la menor de edad de acuerdo con cifras dadas a conocer por UNICEF en República Dominicana.

Cifras como estas nos hacen reflexionar un día como hoy para repensar el futuro de nuestra sociedad y se hace apremiante garantizar los derechos de las niñas en nuestro país. Un trabajo que entre todas las voluntades públicas y privadas, y desde diferentes disciplinas y sectores, nos conviertan en ser una de las naciones que se enmarquen en el cumplimiento de la meta fijada en el objetivo No. 5 de la Agenda para el Desarrollo Sostenible: “lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas” del mundo.

Por: OFAR Abogados